13 de febrero de 2013

Cupcakes para San Valentín (chocolate y frutos rojos)



Siii, ya está aquí, ya ha llegado San Valentín y ya tengo la excusa perfecta para hacer cupcakes con corazones.

Porque... ¿qué es lo que hay en San Valentín?

Pues cosas rosas y con forma de corazón y yo, que no pierdo la oportunidad de hacer un dulce, he aprovechado la ocasión para estrenar mis moldes de silicona en forma de corazón. Y de paso decorar con cosas rosas


La decoración podéis hacerla como más os guste, igual que el sabor de la crema, pero si sois chocolateros estos son perfectos para vosotros.

Yo opté por una capa generosa de chocolate como cobertura, que para eso es un día especial, pero también podéis hacer una crema y decorarlos con manga pastelera, aunque estos que os enseño son los más rápidos que podáis imaginar, media hora entre preparación y horneado.

Vamos que no hay excusa para no prepararlos.


INGREDIENTES

Para el bizcocho
  • 3 huevos
  • 120 gr de azúcar blanco (140 si no tenéis stevia)
  • 40 gr de cacao en polvo
  • 6 gotas de stevia sabor vainilla (o esencia de vainilla)
  • 125 gr de harina
  • 3/4 cucharadita de levadura química
  • 80 gr de aceite de girasol
  • 50 gr de leche de soja
Para el relleno
  • 6 fresas
  • 4 cucharadas de sirope de frambuesa (o mermelada)
  • 1/4 vaso de agua
Para la cobertura
  • 100 gr de chocolate de cobertura
  • 25 gr de mantequilla
  • 2 cucharadita de leche de soja
Podéis cambiar la leche de soja por leche normal sin problema, yo uso de soja porque es la que tomo normalmente y porque me gusta el sabor avainillado que tiene.

Si no tenéis stevia de vainilla podéis usar stevia normal y añadir un chorrito de esencia de vainilla o, si no tenéis, añadir 20gr más de azúcar y el chorrito de vainilla.



Precalentamos el horno a 180.

Colocamos los huevos y el azúcar en un cuenco y batimos hasta que la mezcla sea homogénea. Después añadimos el resto de ingredientes y batimos con fuerza para evitar que nos queden grumos.

Repartimos la mezcla en los moldes que hayamos elegido y lo metemos al horno durante 12 minutos.

Mientras se hornea cortamos las fresas en cuartos y las colocamos en una cazuela a fuego medio-alto con el sirope de frambuesa y el agua.

Comprobamos que los cupcakes están listos pinchando un palillo y, si sale limpio, sacamos del horno y dejamos templar.

Ponemos el chocolate, la mantequilla y la leche en un bol y lo metemos al microondas a potencia media 40 segundos, repitiendo las veces que sea necesario hasta que el chocolate esté fundido. Mezclamos todo y reservamos caliente.

Retiramos nuestra compota del fuego. Con un descorazonador de manzanas quitamos el centro de los cupcakes y los rellenamos con la compota. Después vertemos un poco de chocolate sobre ellos y extendemos de forma uniforme si queremos un efecto más limpio, o dejamos que escurra, como más os guste.

Decoramos con algunos sprinkle y... ¡a comer!


También podéis hacer un ganache ligero y cubrir totalmente el cupcake, pero tendréis que esperar a que esté bien seco y frío para poder comerlo sin mancharos, así que esta opción es mejor para los que (como yo) no seáis capaces de ver eso en la mesa y no engullirlo al instante.

Y no me enrollo más espero que os guste la receta y que, como siempre ¡la pongáis en práctica!


7 comentarios:

  1. Mmmmm babeo :__) y parece facililla, me apunto lo de probar la leche de soja para estas recetas ^^ ¡Un beso!

    http://rockandwild.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy fácil y además ¡están muy ricos! :)

      Eliminar
  2. Al cuaderno de recetas de cabeza va! muahahahaha.
    Un besote!

    ResponderEliminar